Andrea Tumbarello y el arandino Luis Salinero compartieron la ‘estrella’ de la jornada con los empresarios agroalimentarios burgaleses

Andrea Tumbarello y el arandino Luis Salinero compartieron la ‘estrella’ de la jornada con los empresarios agroalimentarios burgaleses

Ambos empresarios y cocineros visitaron el expositor de Burgos Alimenta con una de las trufas negras sorianas subastadas en Madrid Fusión  Madrid, miércoles 4 febrero 2015. En la última jornada de Madrid Fusión, los empresarios agroalimentarios de Burgos recibieron la visita del cocinero arandino Luis Salinero, uno de los profesionales de la provincia de mayor proyección nacional. Le acompañaba su socio y amigo, el cocinero y empresario de origen siciliano Andrea Tumbarello, propietario de Don Giovanni. Ambos, Salinero y Tumbarello, están vinculados con el mundo de la trufa y la micología, de hecho este último llevaba entre sus manos el ejemplar de trufa negra de 600 gramos por el que había pujado minutos antes, pagando un precio final de 6.200 euros, récord histórico de la tradicional  subasta de trufa negra soriana en Madrid Fusión. Andrea Tumbarello se detuvo en el expositor de Burgos Alimenta y manifestó su interés por la diversidad de productos agroalimentarios de la provincia de Burgos, por estar directamente relacionada con la tierra y el medio rural. Por su parte, Luis Salinero elogió el esfuerzo de los productores burgaleses y la novedosa muestra de productos agroalimentarios de sus paisanos. Desde hace unos años, Luis Salinero desarrolla numerosos proyectos gastronómicos lejos de su localidad de origen, Aranda de Duero, pero siempre se ha mostrado cerca de los suyos y ha defendido la despensa de su provincia. Salinero ha ocupado puestos de responsabilidad en numerosos hoteles y restaurantes españoles y, su trayectoria profesional está repleta de reconocimientos, como su clasificación en el Concurso Nacional de Cocineros, el Taittinger o el Gualteiro Marchesi.  La última jornada de Madrid Fusión ha sido especialmente intensa para los empresarios agroalimentarios de Burgos, que han redoblado sus esfuerzos de promoción ante en incesante flujo de visitantes que han pasado por el expositor a lo largo de toda la jornada. La proximidad del expositor institucional con la denominada ‘sala polivalente’ –donde, a lo largo de estas tres jornadas, se han desarrollado ponencias, concursos de cocina y demostraciones gastronómicas- ha favorecido la presencia de profesionales interesados en conocer las novedades agroalimentarias de este año. Precisamente, una de ellas ha sido el Pan de Morcilla, un nuevo producto inspirado en la morcilla de Burgos que acaba de salir de la factoría de Embutidos de Cardeña (Cardeñadijo). Para José Antonio Yagüe, director técnico de Burgos Alimenta, Madrid Fusión ha vuelto a convertirse en el mejor escaparate de las cocinas de vanguardia, un escenario aprovechado los empresarios de Burgos  para dar a conocer “lo mejor de nuestra tierra”.

Ambos empresarios y cocineros visitaron el expositor de Burgos Alimenta con una de las trufas negras sorianas subastadas en Madrid Fusión

 

Madrid, miércoles 4 febrero 2015. En la última jornada de Madrid Fusión, los empresarios agroalimentarios de Burgos recibieron la visita del cocinero arandino Luis Salinero, uno de los profesionales de la provincia de mayor proyección nacional. Le acompañaba su socio y amigo, el cocinero y empresario de origen siciliano Andrea Tumbarello, propietario de Don Giovanni. Ambos, Salinero y Tumbarello, están vinculados con el mundo de la trufa y la micología, de hecho este último llevaba entre sus manos el ejemplar de trufa negra de 600 gramos por el que había pujado minutos antes, pagando un precio final de 6.200 euros, récord histórico de la tradicional  subasta de trufa negra soriana en Madrid Fusión. Andrea Tumbarello se detuvo en el expositor de Burgos Alimenta y manifestó su interés por la diversidad de productos agroalimentarios de la provincia de Burgos, por estar directamente relacionada con la tierra y el medio rural. Por su parte, Luis Salinero elogió el esfuerzo de los productores burgaleses y la novedosa muestra de productos agroalimentarios de sus paisanos. Desde hace unos años, Luis Salinero desarrolla numerosos proyectos gastronómicos lejos de su localidad de origen, Aranda de Duero, pero siempre se ha mostrado cerca de los suyos y ha defendido la despensa de su provincia. Salinero ha ocupado puestos de responsabilidad en numerosos hoteles y restaurantes españoles y, su trayectoria profesional está repleta de reconocimientos, como su clasificación en el Concurso Nacional de Cocineros, el Taittinger o el Gualteiro Marchesi.

 

La última jornada de Madrid Fusión ha sido especialmente intensa para los empresarios agroalimentarios de Burgos, que han redoblado sus esfuerzos de promoción ante en incesante flujo de visitantes que han pasado por el expositor a lo largo de toda la jornada. La proximidad del expositor institucional con la denominada ‘sala polivalente’ –donde, a lo largo de estas tres jornadas, se han desarrollado ponencias, concursos de cocina y demostraciones gastronómicas- ha favorecido la presencia de profesionales interesados en conocer las novedades agroalimentarias de este año. Precisamente, una de ellas ha sido el Pan de Morcilla, un nuevo producto inspirado en la morcilla de Burgos que acaba de salir de la factoría de Embutidos de Cardeña (Cardeñadijo). Para José Antonio Yagüe, director técnico de Burgos Alimenta, Madrid Fusión ha vuelto a convertirse en el mejor escaparate de las cocinas de vanguardia, un escenario aprovechado los empresarios de Burgos  para dar a conocer “lo mejor de nuestra tierra”.

 

0

 

Todavía no hay comentarios

Qué es lo que piensas